AP

En una dramática escalada de las tensiones por la invasión de Rusia a Ucrania, el Presidente Vladimir Putin ordenó poner en alerta máxima una eventual respuesta nuclear, luego de las «declaraciones agresivas» de las principales potencias de la OTAN.

La instrucción a sus jefes militares, la cual fue televisada, significa que las armas nucleares de Rusia estén preparadas para su lanzamiento, lo que aumenta la amenaza de que las tensiones se conviertan en una guerra nuclear.

A la par, Bielorrusia, país fronterizo con Ucrania y cuyo gobierno es aliado del Kremlin, anunció que se aprobó el referéndum constitucional que revoca su estatus no nuclear y allana el camino para las armas atómicas rusas en el país.

Vladimir Putin elevó sus amenazas ayer.

«Los países occidentales no sólo están tomando medidas hostiles contra nuestro país en la esfera económica, sino que altos funcionarios de los principales miembros de la OTAN hicieron declaraciones agresivas respecto a nuestra nación».

En tanto, los países bajo la bandera de la Unión Europea (UE) se unieron por primera vez para financiar el suministro de armas letales a Ucrania, en lo que el bloque llamó «un momento decisivo».

La medida es significativa porque la Unión Europea se estableció en 1993 como una asociación regional con el objetivo de promover la paz y el desarrollo.

El financiamiento con 500 millones de dólares ayudará a adquirir sistemas de defensa antiaérea, armas antitanque, municiones y demás equipo militar para las fuerzas armadas de Ucrania. También suministraría combustible, equipo protector, cascos y botiquines de primeros auxilios, entre otras cosas.

Ambas medidas ocurren al tiempo que se insta a dialogar para resolver el conflicto, y cuando Kiev, la capital ucraniana, está cada vez más asediada por tropas del Kremlin.

El Presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, aceptó que funcionarios participen en conversaciones con Rusia.

«La delegación ucraniana se reuniría con la delegación rusa sin condiciones previas en la frontera entre Ucrania y Bielorrusia, cerca del río Pripyat», anunció en su canal oficial de Telegram, al describir una llamada telefónica el domingo con el líder bielorruso, Aleksandr Lukashenko, aliado del Kremlin.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: