El narco es el culpable del elevado precio de los limones

Las extorsiones del crimen organizado a los productores de limón en Michoacán encarecieron el precio al público.

«Ellos (los delincuentes) imponen el precio del limón, deciden si se corta o no, ‘cantan’ los precios a productores, cortadores, empacadores y a transportistas; si lo cantan a 30 pesos, el precio se va elevando en cada paso, sale de Michoacán a 50 pesos el kilo, obvio que al ser llevado a otros estados o a la Ciudad de México se dispara el precio», dijo un empacador.

El acoso de dos cárteles en Tierra Caliente incluso provocó que decenas de hectáreas de limón en Tepalcatepec, Aguililla, Buenavista Tomatlán y Apatzingán fueran abandonadas por los productores.

«Piden (cuotas) a los cortadores, a los dueños de las hectáreas, a los empacadores, a los transportistas, en cada etapa el precio de limón se eleva de precio para poder pagar a los delincuentes, por eso muchos decidieron no producir», dijeron a Grupo REFORMA limoneros que prefirieron omitir sus nombres.

La extorsión, explicaron, se remonta a 2011 con La Familia Michoacana, que continuó como Caballeros Templarios y luego como Los Viagras.

Pero además, compite por la extorsión el Cártel Jalisco Nueva Generación, que opera en Aguililla desde inicios del año pasado.

Las cuotas para los cortadores van desde los 500 a los 5 mil pesos, según el volumen de carga.

A inicios de año, el limón se vendía en 80 pesos el kilo, pero a medio mes subió hasta los 120 pesos en supermercados.

En la Central de Abasto de CDMX el cítrico ronda en los 70 u 80 pesos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: