La “Traición y Lealtad”, reflexión para cerrar el año

Por: Carlos Lima*

En el 2022 mi hijo cumple 18 años. Hace seis años me propuse escribirle un libro con consejos prácticos de vida, resumidos cada uno en una frase, al ser hijo único buscaba que tuviera un lugar al cual recurrir en la ausencia de sus padres, algo que lo llevara a sus orígenes, hoy no lo considero así, pero ese texto se convirtió en un desahogo personal. Acompañada de cada frase, ponía la fecha en que lo escribía y al revisar el documento para poder iniciar la recopilación, me percaté de intenciones repetidas en diversos momentos de estos seis años.

Las ideas que más he querido transmitir en el texto son la “lealtad” y la “traición”, la delgada línea que existe entre una y otra; la confusión que muchas veces tenemos para darnos cuenta cuándo nos adulan o adulamos por un interés personal, condición a la que difícilmente escapamos. La política, la cultura, la sociedad no son la excepción.

La herida sale a flote cuando nos “reconocen”, nos “legitiman”, nos “aplauden en público”, cuando nos hablan al oído, nos endulzan el ego, es muy difícil darnos cuenta cuando es sincero, es difícil transmitir un mensaje de aprendizaje para cualquiera. Mi abuela decía: “cuanto más te adulen más dinero cuesta, cierra mi bolso, algo quieren”.

¿Qué papel juegan los medios?, ¿qué daño hacen? La madrugada del jueves 23 de diciembre se oficializaron las encuestas de los candidatos de Morena a las seis gobernaturas del 2022, siendo el partido que tiene más posibilidades de ganar, es relevante pues estamos hablando de quien con certeza gobernará alguno de estos seis estados.

Aquí expresé reiteradamente la nominación de Susana Harp, al tener en público las preferencias, palabras bonitas, de amor, corazones, sonrisas, complicidades en el aire del presidente López Obrador, muecas y gestos de confianza, afirmé que sería la candidata a gobernar Oaxaca, no solo yo, la gran mayoría de periodistas y líderes de opinión así lo manifestamos. No fue así.

La política debe humanizarse más, pero también los medios y quienes escriben en ellos. En días pasados me invitó Juan Carlos Vázquez, director de Derechos Humanos de la Alcaldía Coyoacán, a participar una ponencia con motivo del “Día Internacional de Derechos Humanos”. A lado de grandes ponentes se desarrolló un conversatorio en el que se expuso la vulnerabilidad humana ante redes sociales, tecnología, acceso a la justicia, desigualdad y muchos etcéteras.

Mi intervención versó sobre “Derechos humanos y empresas versus responsabilidad social”. Hice mención del exceso de protección que tienen las marcas, al grado que la política vive una mercantilización.

En semanas pasadas se hizo público que varios políticos habían solicitado el registro de marca de sus nombres, entre ellos el presidente López Obrador y Ricardo Monreal, traicionando así a quienes no podemos acceder a estos beneficios proteccionistas.

Nos hemos traicionado en medio de “supuestas libertades”, cuando el poder sigue en contadas manos circulando sin pudor y recato. Sirva pues la Natividad para reencontrarnos todes sin máscaras.

*Carlos Lima es productor musical, investigador sobre la preservación del patrimonio cultural, derechos humanos y culturales. Síguelo en: 🐦@charlylima

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: