Triunfo sin precedentes en Chile: izquierda y juventud

Redacción

El nuevo presidente electo de Chile, Gabriel Boric, y el mandatario saliente, Sebastián Piñera, se reunieron en el marco de la sucesión presidencial luego de la victoria del candidato de la izquierda. «Sé que va a hacer lo mejor posible», le señaló el mandatario a su sucesor.

En la puerta del palacio, cientos de personas esperaban la llegada del triunfador de los comicios al grito de «¡se siente, se siente, Boric presidente!».

El presidente electo se acercó a la multitud para saludar y agradecer el apoyo con la mano en el corazón. Se tomó minutos para acercarse a los ciudadanos mientras Piñera y sus ministros lo esperaban dentro.  Llegó acompañado de su jefa de campaña, Izkia Siches, y de su generalísimo, Giorgio Jackson.

En el interior de La Moneda, un grupo de funcionarios públicos lo aguardaban con un cartel que rezaba: «La esperanza ganó al miedo. Los funcionarios públicos le dan la bienvenida, presidente».

En su primer discurso, Gabriel Boric prometió «expandir los derechos sociales» con «responsabilidad fiscal»

También recibió el calor de varias decenas de ciudadanos a la salida del hotel desde donde partió rumbo a La Moneda.

Luego, Boric fue recibido por el ministro vocero de Gobierno, Jaime Bellolio, pasando hasta la oficina de Piñera junto a Siches y Jackson, para empezar a delinear lo que será el traspaso de mando del próximo 11 de marzo.

«Bienvenido a La Moneda, que tenga un muy buen gobierno. Sé que va a hacer lo mejor posible», le dijo Piñera, mientras le estrechaba la mano frente a las cámaras. «Espero estar a la altura de este tremendo desafío», respondió Boric.

«Es una gran responsabilidad, pero creo que va a contar con el apoyo constructivo de todos los chilenos», contestó el actual mandatario. Y se tomaron una primera foto con mascarilla y una segunda sin «por la historia».

El diputado y exlíder estudiantil de 35 años -edad mínima para asumir la Presidencia- venció el domingo, con el 55,8% de los votos, al ultraderechista José Antonio Kast, abogado de 55 años, que obtuvo un 44,1%. La elección registró una participación histórica, con 55,6% de los más de 15 millones de votantes.

En una primera reacción a su victoria, mucho más holgada de lo previsto, los mercados cayeron en pánico. El peso caía en la apertura de la jornada un 3,02% respecto al dólar, mientras que la Bolsa de Comercio de Santiago se desplomaba un 6,8%.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: