Triufa Monterrery en la Concachampions

Redacción

Cd. de México (28 octubre 2021).- Monterrey es el nuevo monarca de la Concacaf y jugará por quinta vez en su historia el Mundial de Clubes, luego de vencer 1-0 al América en la Final de la Concachampions, que acabó con polémica.

Una vez más los Rayados se convirtieron en verdugos de las Águilas (como en el Apertura 2019), esta vez gracias al gol de Rogelio Funes Mori, precedido de un grotesco error de Sebastián Cáceres.

Al minuto 100, el último de la compensación, los azulcremas tuvieron la mejor oportunidad del partido, un remate de Federico Viñas al travesaño, la pelota quedó suelta y Maxi Meza pareció evitar con la mano un remate de Sebastián Córdova. El árbitro Fernando Hernández acudió al VAR, pero decidió no señalar la acción como penal y dio por finalizado el partido.

América tuvo un arranque de terror en el Estadio BBVA. Permitió que Rayados lo agobiara y eso le cobró factura al 8′, cuando Cáceres abanicó el balón, tras un centro de Jesús Gallardo, un auténtico regalo para el «Mellizo».

El zaguero uruguayo azulcrema se llevó las manos al rostro, misma actitud que adoptaron otros de sus compañeros.

Rayados se cansó de fallar opciones claras, varias en remates de cabeza, una por conducto de Carlos Rodríguez, otra de Maxi Meza y una más de Alfonso González, y en todas ellas el técnico Javier Aguirre hizo corajes, ante la claridad de las mismas.

Cáceres volvió a fallar en una acción defensiva al retrasar el balón hacia Ochoa, pero Vincent Janssen ganó el esférico, superó al portero, remató a gol y se topó con la pierna salvadora del uruguayo. También falló al 90′, en una salida en la que perdió la pelota contra Maxi Meza.

América estuvo lejos de ser el equipo que tiene cuatro triunfos consecutivos en la Liga MX y Rayados del que acumula 4 derrotas. El equipo azulcrema se hartó de colgar centros, sin mucho peligro para Esteban Andrada.

Las jugadas más peligrosas de los azulcremas fueron un disparo de Richard Sánchez, en tiro libre, y un remate de Henry Martín a centro de Álvaro Fidalgo.

Santiago Solari le movió a su equipo, pero sin que pudieran pesar elementos que entraron de cambio como Sebastián Córdova, Nico Benedetti y Federico Viñas. El técnico argentino soñaba con otro Mundial de Clubes como el que jugó en 2009 con Atlante y como el que dirigió en 2018 con el Real Madrid.

Javier Aguirre le propinó la primera derrota al «Indiecito» en el futbol mexicano y ahora le provocó la más dolorosa.

El Mundial de Clubes se disputará a principios de 2022 en los Emiratos Árabes Unidos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: