Ahora arremete AMLO contra la UNAM

Redacción

Al adelantar que no piensa retirar la concesión de Teléfonos de México (Telmex) al empresario Carlos Slim en el 2023, el presidente Andrés Manuel López Obrador sentenció que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se volvió una institución «individualista» durante la época neoliberal.

La desaprobación presidencial hacia la máxima casa de estudios en México aseguró que se olvidó de formar profesionales preocupados por el bienestar del país y permitió que en estos años, los que se creían dueños de México impactaran negativamente el destino de dos generaciones de mexicanos.

Afectaron dos generaciones, en las universidades públicas hasta la UNAM se volvió individualista, defensora de estos proyectos neoliberales, perdió su esencia de formación de cuadros, de profesionales para servir al pueblo, ya no hay los economistas de antes, los sociólogos, los politólogos, los abogados, ya no hay derecho constitucional, ya el derecho agrario, es historia, el derecho laboral; todo es mercantil, civil, penal, todo es esto», recriminó López Obrador.

En su crítica a la UNAM, el mandatario dijo que hace falta formar nuevos cuadros preocupados por el interés general, con amor al pueblo, que posean «emoción social» y que no piensen en la corrupción o sólo en los negocios privados.

López Obrador señaló que frente al daño que dejó la época neoliberal es necesario consolidar la Cuarta Transformación del país, para evitar que si regresan los que antes mandaban en el país «no desmantelen todo».

El presidente declaró lo anterior al asegurar que su conciencia está tranquila y no le preocupa que digan que es neoliberal o que «lo van a medir » a la hora de resolver si se renueva o no la concesión de Teléfonos de México a Carlos Slim el o entrante.

Indicó que se resolverá lo que sea mejor para el país y si bien él nunca ha sido partidario de las privatizaciones, reconoce que hoy las circunstancias en esta materia son otras.

Por ello, se buscará un beneficio para la sociedad al momento de resolver ese tema en el 2023, como por ejemplo conexión a Internet o tarifas más económicas por el servicio de telefonía.

Imagínense si yo en el 2023 decido: se expropia o no, no es expropiar, que no se renueva la concesión, la vamos a manejar nosotros la empresa, pues no son tamalitos de chipilin; que me van a medir si somos neoliberales o no por eso, no me preocupa, yo tengo mi conciencia tranquila y yo sé lo que le conviene al país y sé que son procesos que se tienen que ir dando poco a poco», argumentó ante los medios de comunicación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: