Redacción

Cd. de México (22 julio 2021).- En la primera quincena de julio, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) aumentó 0.37 por ciento respecto a la quincena previa y la inflación anual se colocó en 5.75 por ciento, cifra mayor a las expectativas del mercado y por encima de la meta del Banco de México, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Según información de Bloomberg, el consenso pronosticó que el INPC mostraría un aumento de 5.65 por ciento a tasa anual y de 0.26 por ciento en la quincena.

Por principales variables, el índice de precios subyacente, considerado un mejor parámetro para medir la trayectoria de los precios porque elimina artículos de alta volatilidad, registró un avance de 4.64 por ciento anual en la primera quincena de julio, su mayor alza desde la segunda quincena de diciembre de 2017, luego de aumentar 0.31 por ciento en las primeras dos semanas de julio.

Los grupos que se excluyen en el indicador subyacente son agropecuarios y, energéticos y tarifas autorizadas por distintos órdenes de gobierno.

Dentro de la subyacente, la parte de mercancías elevó sus precios 5.71 por ciento a tasa anual en la primera mitad de julio, impulsada principalmente por alimentos, bebidas y tabaco con un repunte de 6.07 por ciento, y los servicios con 3.46 por ciento.

En tanto, el índice de precios no subyacente registró un alza de 9.24 por ciento anual en la primera quincena de julio, después de un avance de 6.40 por ciento en la quincena inmediata anterior. El índice avanzó 0.55 por ciento en las primeras dos semanas de julio.

Los energéticos subieron sus precios 14.54 por ciento anual en la quincena de referencia y las tarifas autorizadas por el gobierno 2.58 por ciento.

La Junta de Gobierno del Banxico estableció que, a partir del año 2003, la meta permanente de inflación sería una variación anual del INPC de 3 por ciento y definió un intervalo de variabilidad de más/menos un punto porcentual alrededor de ella

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: