Ana Lilia Herrera, la llave al triunfo en Edomex

Desde El Olimpo

Por: Atenea

No necesitamos entrar en honduras extenuantes hacia el centro de la tierra… Basta con dos datos contundentes.

El primero: Ana Lilia Herrera Anzaldo, diputada electa del PRI (y aliados en esta ocasión) por el distrito 27 federal, NUNCA ha perdido una elección.

Sí, leyó usted bien… ¡NUNCA!

Y además, en numerosas ocasiones, ha reparado el desastre que otros han dejado, recuperando posiciones pérdidas para el Partido Revolucionario Institucional.

Y el otro dato: Fue la segunda candidata más votada en el país. Punto. Aquí no hay nada que agregar.

Queremos pensar que en el PRI del Estado de México y en el Palacio de Gobierno mexiquense, tienen claro lo que está en juego.

Ya se vio que el priísmo estatal no está muerto. Ningún partido en la entidad tiene la estructura del tricolor y con una candidata con las credenciales de Ana Lilia, mantener la gubernatura no es ninguna misión imposible.

Queremos pensar que se privilegiará la inteligencia y la estrategia, por encima de las ambiciones de los mismos de siempre, o de los cercanos al gobernador Alfredo Del Mazo Maza.

El riesgo de imponer un candidato que a los ciudadanos y a las bases del partido les suene a “los mismos de siempre”, es perder. Sin más.

Ana Lilia Herrera Anzaldo reúne cualidades que, en realidad, no se le ven a nadie. Tiene un nivel de conocimiento muy alto en todo el territorio mexiquense, además con una igualmente alta, aprobación.

Es un cuadro que garantiza votos y triunfos, sería la primera candidata priísta a gobernar la entidad más poblada y compleja del país, una política que no nació ni se hizo al abrigo del grupo dominante en la entidad, es decir, el Grupo Atlacomulco y sus derivados –como lo es ahora el Grupo Huixquilucan- y algo fundamental, sin cadáveres en el armario.

Entiéndase por cadáveres: corrupción, fracasos, derrotas y escándalos.

Por más que les demos la vuelta con lupa a otros que mueren de ganas por hacerse con la candidatura al Gobierno del Estado de México, les faltan muchas de las mencionadas cualidades.

Elías Rescala, por ejemplo. Muy cercano al gobernador, un hombre con buena operación política y experiencia… pero, sólo es conocido entre la clase política. El grueso de la población no sabe quién es, y de logros, ninguno de alto impacto que destacar.

Ernesto Nemer, el actual Secretario General de Gobierno, clasifica en el grupo de “los mismos de siempre”. No sabemos si en los hechos fue así, pero en la percepción, la recuperación del PRI en las pasadas elecciones de 6 de junio, se le atribuye a Elías Rescala y a la líder actual del PRI estatal, Alejandra Del Moral. Insistimos, no se sabe si en los hechos fue así, pero en términos de comunicación, así se ve y, recordemos, que percepción es realidad.

Eso sin contar que no controló en absoluto la seguridad de candidatas y candidatos en el territorio mexiquense durante las campañas, y si le seguimos, llegamos al punto en que cuando fue dirigente del priísmo mexiquense, peores resultados electorales, no pudo entregar.

Nemer sería el candidato priísta que pasaría a la historia, como quien entregó la gubernatura a alguien emanado de otro partido.

Una vez terminado el quinto informe de gobierno de Alfredo Del Mazo, justo al día siguiente, empieza la cuenta regresiva.

Queremos pensar que el PRI y demás involucrados en el proceso sucesorio, que despachan en Lerdo Poniente 300, saben lo que tienen que hacer.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: