Hacen alianza contra “ocurrencias” de AMLO

Redacción

Los presidentes nacionales de Va por México, PAN, PRI y PRD, Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Zambrano, respectivamente, firmaron la llamada Coalición Legislativa para ir en alianza en la próxima legislatura de la Cámara de Diputados.

En conferencia de prensa, aseguraron que el objetivo es armar un «bloque de contención», que permita dejar atrás la «obediencia ciega» a los «caprichos presidenciales».

«Regresará el equilibrio y el contrapeso, porque le devolveremos a la Cámara de Diputados las atribuciones que le quitó el Presidente, es decir, dejar atrás la obediencia ciega que no le mueve una coma a los caprichos presidenciales, y dejar de ser una oficina de trámite para aprobar todas las leyes, aún en contra de la Constitución», declaró el líder blanquiazul.

Muestra de esa obediencia ciega, expuso, es que la legislatura saliente generó 50 controversias constitucionales y acciones de inconstitucionalidad, por haber intentado legislar contra la Constitución.

Cortés Mendoza sostuvo que las encuestas confirman en que Va por México, tendrá mayoría en el Congreso.

“Pasamos, según el presidente, de estar supuestamente moralmente derrotados a poderle ganar la mayoría en la Cámara de Diputados. La nueva mayoría va a promover la unidad nacional, el entendimiento entre todas y todos, y recuperaremos la función primordial de la Cámara de Diputados de control constitucional, le cuidaremos las manos al Presidente mediante una estricta fiscalización del gasto público”, subrayó.

Por su parte, Jesús Zambrano aseguró que la alianza no se deriva de la existencia de algún tipo de miedo hacia Morena, sino de la coincidencia en que «no queremos una dictadura».

«No le tenemos miedo, ni chiquito, ni mediano, ni grande, nunca le hemos tenido miedo, el miedo es de ellos porque ya no podrán continuar con la depredación, vamos a poner un freno a este deterioro que ya no continuará. Entonces, ¿Para qué queremos la mayoría en la Cámara de Diputados?, porque no acompañaremos ni permitiremos locuras para reformas constitucionales en nuestro país, queremos que haya un diálogo constructivo desde una mayoría», aseveró Zambrano Grijalva.

En tanto, Alejandro Moreno, dirigente del PRI, dijo que Va por México ha sido muy importante para el país, y da la opción a los mexicanos de elegir entre un proyecto con visión presente y futuro, «y los otros que no tienen propuestas y que no hay garantía para construir más y mejores oportunidades”.

“Muchos pensaron que no íbamos a poder lograr que la coalición cuajara. Hoy les puedo decir que el tiempo y la historia nos están dando la razón y que elegimos el mejor camino para decidir por un proyecto de trabajar juntos por la unidad nacional, por el desarrollo y por las causas ciudadanas”, destacó.

Los dirigentes de los tres partidos, denunciaron que AMLO «está metiendo todo el cuerpo en las elecciones», y reprobaron las agresiones que han sufrido sus candidatos en diversas partes del país.

“Lamentamos profundamente y reprobamos que hoy todas estas fortalezas en nuestro país estén en peligro y se estén deteriorando por la intervención del gobierno federal en el proceso electoral. Es inadmisible que desde la máxima autoridad de manera sistemática se ataque a la oposición para tratar de parar nuestro avance», insistió el presidente del tricolor.

El manifiesto firmado incluye 10 compromisos concretos, entre los que destacan: Establecer la función de control constitucional y de Gobernabilidad Democrática que tiene la Cámara de Diputados; configurar una Cámara de Diputados responsable, «que restablezca el equilibrio entre los Poderes de lo Unión, como lo marca la Constitución y que no avale reformas constitucionales a capricho del Ejecutivo»; así como realizar un análisis colegiado e incluyente del Proyecto de Ley de Ingresos.

«Así como la revisión y aprobación incluyente del Presupuesto de Egresos de la Federación, conforme a propósitos nacionales, incluyendo programas sociales como el apoyo a la tercera edad, y otros que permitan salir de la pobreza a sus beneficiarios y no mantenerlos dependientes de ellos, sin tintes clientelares»

También compromete a los tres partidos a promover el respeto a la independencia de los órganos autónomos constitucionales, «que construimos entre todos y que hoy están amenazados»; el respeto a la sociedad civil, medios de comunicación y promoción de la unidad nacional; así como dignificar y enfocar la labor de las fuerzas armadas, «cuyas labores marcadas en la Constitución han sido desvirtuadas».

Finalmente, el acuerdo establece que las bancadas del PRI, PAN y PRD reforzarán el respeto a la legislación electoral, porque «una mayoria hoy no debe significar totalitarismo»; generar una estrategia de atracción de inversión, crecimiento económico y desarrollo nacional; impulsar el cuidado del medio ambiente; y consolidar una agenda de género inclusiva, «que evite y sancione la violencia y que logre la igualdad sustantiva. Situación que este presidente no ha hecho».

En el manifiesto se sostiene que las coaliciones de gobierno y/o coaliciones legislativas pueden ser valiosas herramientas para transitar de una democracia de mayoría simple a una de consenso.

«El país no puede quedar en manos del voluntarismo de un solo hombre, provenga del partido que sea, sino que debe basarse en la fortaleza del acuerdo de todos, logrado por las vías institucionales», concluye el documento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: