Permite EU no usar cubrebocas a vacunados

AP

ESTADOS UNIDOS, 13 DE MAYO DE 2021.- En un cambio radical con respecto a las recomendaciones anteriores, funcionarios de salud federales de Estados Unidos anunciaron este jueves que los estadounidenses que están completamente vacunados contra el coronavirus pueden dejar de usar mascarillas o mantener la distancia social en la mayoría de los entornos interiores y exteriores, independientemente de su tamaño.

«La ciencia es clara: si está completamente vacunado, está protegido y puede comenzar a hacer las cosas que dejó de hacer debido a la pandemia», dijeron los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos en un comunicado el jueves.

El nuevo consejo viene con salvedades. Incluso las personas vacunadas deben cubrirse la cara y mantener la distancia física cuando van a consultas médicas, hospitales o centros de atención de largo plazo como hogares de ancianos; cuando viajen en autobús, avión, tren u otros modos de transporte público, o mientras se encuentre en centros de transporte como aeropuertos y estaciones de autobuses, y en prisiones, cárceles o refugios para personas sin hogar.

El consejo de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades es una buena noticia para los estadounidenses que se han cansado de las restricciones y marca un momento decisivo en la pandemia. Las máscaras encendieron la controversia en las comunidades de los Estados Unidos, simbolizando una división partidista sobre los enfoques a la pandemia.

El permiso para dejar de usar los cubrebocas ahora ofrece un incentivo para los muchos millones que todavía están resistiendo la vacunación. Hasta el miércoles, alrededor de 154 millones de personas han recibido al menos una dosis de la vacuna Covid-19 en Estados Unidos, pero solo alrededor de un tercio de la nación, unas 117.6 millones de personas, han sido completamente vacunadas.

Pero el ritmo se ha desacelerado: los proveedores están administrando alrededor de 2.16 millones de dosis por día en promedio, una disminución de alrededor del 36 por ciento desde el pico de 3.38 millones informado a mediados de abril.

En deferencia a las autoridades locales, los CDC dijeron que los estadounidenses vacunados deben seguir cumpliendo con las leyes y regulaciones estatales, locales o tribales existentes, y seguir las reglas locales para negocios y lugares de trabajo.

Las personas se consideran completamente vacunadas dos semanas después de la inyección de una dosis de Johnson & Johnson o de la segunda dosis de la serie de vacunas Pfizer-BioNTech o Moderna.

«Tenemos que liberalizar las restricciones para que la gente pueda sentir que está volviendo a la normalidad», dijo en una entrevista el Dr. Anthony Fauci, asesor principal de la Administración Biden sobre la pandemia. «Eliminar las restricciones sobre las máscaras de interior es un paso importante en la dirección correcta».

«No se puede inhibir a las personas de hacer las cosas que quieren hacer, que es una de las razones por las que querían vacunarse en primer lugar, porque otras personas no se vacunan», agregó.

La medida podría generar alarmas entre los estadounidenses más cautelosos, que pueden ser más reacios a participar en actividades públicas cuando más personas están desenmascaradas. No hay forma de saber quién está vacunado y quién no, y la mayoría de la población aún no está completamente vacunada.

«Para aquellos que son más reacios al riesgo, tienen la opción de continuar usándolo si lo desean», dijo Fauci.

Para justificar la medida, los funcionarios de la agencia señalaron varios estudios recientes que muestran que las vacunas son más del 90 por ciento efectivas para prevenir enfermedades leves y graves, hospitalizaciones y muertes por Covid-19 en entornos del mundo real.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: