Ciudadanos de primera y funcionarios de «cuarta»

Por: Carlos Lima*

El pasado 23 de abril se celebró el “Día mundial del libro”🧧. Por el paralelismo también se celebra el “Derecho de Autor”, un derecho humano💪🏻

La Conferencia General de la UNESCO, aprobó en París el 15 de noviembre de 1995 esta conmemoración, pero también generar reflexión🤗 sobre el papel que cobran los libros en la sociedad, que además hoy con la pandemia, son un gran recurso☺ para salir del paso, académica, espiritual🙌🏻 y socialmente.

Por tal motivo, el viernes pasado en universidades, instituciones, redes sociales y medios de comunicación, se generaron contenidos📣, foros, diplomados, cursos y conversatorios alrededor del libro y el derecho de autor.

En lo particular, me quedé esperando🙄 un anuncio que en época electoral hubiera sido panacea🎁 para los creadores y adeptos para el gobierno de la 4T🥳; oxígeno puro para la Secretaria de Cultura y su titular Alejandra Frausto🤷🏻‍♂️, que a lo largo de estos casi 14 meses de confinamiento, los artistas, compositores y músicos han sido el sector más violentado😖, dicho por la secretaria Frausto: “han sido los primeros en irse y serán los últimos en regresar” 😭.

Pero, este anuncio es un sueño imposible😣 con los funcionarios que están al frente de la Secretaria de Cultura y del Instituto Nacional del Derecho de Autor, INDAUTOR, peor aún con los legisladores, presidentes e integrantes de las comisiones de Cultura en el Senado y la Cámara de Diputados😭, pues a lo largo de esta fatídica época, muchos ciudadanos no han podido renovar los registros de reservas de nombre o denominación artística, así como de programas de radio, televisión o internet, así como un programa para la neocreación de obra y de muchos otros trámites que presta la dependencia.

Al estar paralizada 🥶 la industria del entretenimiento, se aletargan otros sectores económicos vinculados😴, por lo tanto, no hay manera para muchos mexicanos de poder pagar🤔, vamos, los mariachis, grupos musicales, orquestas y creadores de contenidos se han visto imposibilitados para poder renovar sus registros🤙🏻, lo cual es complicado pues esto terminará seguramente en juicios, lo cual le cuesta más al estado y al contribuyente🙁.

¿Es muy difícil poder dar prorrogas a los usuarios? 🤬 ya no les digo creadores, pues al final estos conceptos han dejado de importar a los funcionarios🤴🏻 al mando, para ellos son contribuciones que permiten el funcionamiento de un muy parasitario🤢 instituto que además ha estado inmiscuido en cientos de casos de corrupción😵🥴.

El INDAUTOR nunca cerró para los denominados “grandes usuarios” 👼🏻 del aparato como las televisoras, sociedades de gestión colectiva, despachos de propiedad intelectual y gestores de pedigree, pero para el usuario de a píe, no hay ni una consideración 👊🏻.     

En este gobierno hay creadores de primera y de cuarta.

*Carlos Lima es productor musical, investigador sobre la preservación del patrimonio cultural, derechos humanos y culturales. Síguelo en: 🐦@charlylima

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: