Descubren hotel donde diputado morenista llevaba a jóvenes para abusar sexualmente de ellos

Con información de C4 Noticias

Sus visitas eran constantes desde el 2019. Al menos dos veces al mes se hospedaba en ese lugar. Llegaba en una camioneta blanca y regularmente lo hacía acompañado de algún joven. Es el Palace Hotel, un lugar ubicado muy cerca del Monumento de la Revolución… el lugar donde el diputado morenista Saul Huerta Corona solía llevar a sus víctimas.

Una de ellas, fue la que se presentó el viernes pasado a denunciarlo ante la Fiscalía de Justicia de la Ciudad (FGJCDMX). Y gracias a su testimonio, las autoridades saben ahora que, en ese hotel, era recurrente ver al legislador en compañía de jóvenes.

Autoridades de la Fiscalía revelaron que el joven que lo denunció, contó cómo fue que, en 2019, llegó drogado sin su consentimiento, hasta ese hotel acompañado del diputado poblano.

Todo comenzó cuando Huerta Corona estaba en campaña y el joven lo apoyaba en ella. Con el pretexto de mantenerse en contacto para el trabajo, el morenista comenzó a escribirle por el chat de Facebook.

Así lo invitó a “conocer México”. Le dijo que lo llevaría a la Cámara de Diputados y le ofreció que trabajaría con él.

La tarde del 30 de julio del 2019, el legislador y el joven llegaron de Puebla a la Ciudad de México.  Según su declaración, en el camino, el diputado le habló sobre la masturbación masculina, sobre el sexo entre hombres. El joven trató de cambiar el tema; no siempre lo logró.

Cuando llegaron a la Ciudad se dirigieron a Polanco. Llegaron al restaurante Torre de Castilla donde el legislador tenía una reunión con otras personas. El joven se quedó esperándolo en otra mesa solo.

Cuando terminó su reunión, el diputado le pidió que se pasara a su mesa y ahí le dio a beber un vaso con whisky. Sin embargo, ahora sabe que la bebida tenía alguna droga. Y es que el joven tomó muy poco, pero comenzó a marearse. El legislador le dijo que se fueran y se lo llevó de ahí.

Pasadas las 10:00 de la noche llegaron al Palace Hotel. El morenista pidió solo una habitación, y hasta ahí llevó al joven drogado.

Dentro de la habitación abusó de él. Cómo pudo, el joven se metió al baño y ahí se refugió durante la madrugada.

Ya por la mañana, alrededor de las 7:00 salió de ahí. Entonces el diputado comenzó a amenazarlo. Le dijo que, si se le ocurría denunciarlo, lo destruiría. Le aseguró que tenía el poder suficiente para acabar con él y con su familia. El joven prometió no hablar.

Aunque el diputado prometió llevarlo de regreso a casa, ese día lo bajó en una parada de camión pues, según él, tenía una cita urgente y debía irse.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: