¡QUE CONSTE… SON REFLEXIONES!

POR SÓCRATES A. CAMPOS LEMUS

          ALGUNOS TECNÓCRATAS DICEN QUE LA TEORÍA ES RESULTADO DE LA PRÁCTICA, Y OTROS, QUE LA PRÁCTICA ES RESULTADO DEL ANÁLIS TEÓRICO Y POR AHÍ ANDAN ENREDADOS…

          CONTABA EL DR. GUSTAVO BAZ PRADA que cuando era Rector de la UNAM recibió a los miembros de la junta de gobierno, hombres de talento y de conocimientos, al iniciar la sesión les preguntó: “Antes de iniciar los temas, le quisiera preguntar, para que me aconsejen, si pinto la rectoría de Azul o de verde?”. Los consejeros se quedaron atónitos pero no faltó el que comenzara la discusión: “pues de verde porque da una sensación de frescura y de salud”, de inmediato, otro, salto y comentaba: “Mejor de azul porque el azul está fabricado por algunos elementos que brindan tranquilidad y se producen en la India”, otro de ellos explicaba, “pues sí, pero no se producen en la India, sino en el África” y subían de tono los reclamos y las discusiones que no llegaban a nada y en cambio lo enturbiaban todo, en un momento, después de muchos minutos de refriega y discusiones inútiles, en la calma, les volvió a preguntar a los consejeros de que de qué color le recomendaban pintar la Rectoría: “uno de ellos, con más sensatez, le dijo: “Pues píntela del color que más le guste y dejemos de discutir tonterías que no nos llevan a nada”… así son las discusiones del ego y de la soberbia en muchos de los grandes teóricos o como señala AMLO, de los “escritores a modo para acomodarse y seguir mamando del presupuesto nacional, como los “anexos”…

          El mismo doctor Gustavo Baz Prada, importante político del Estado de México que fuera gobernador a los 18 años por acuerdo de la Convención de Generales zapatistas donde tuvieron que subirle a ser ciudadano para que pudiera servir a los 18 años como mayor de edad que se marcaba a los 21 años, explicaba que cuando se acercaba el cambio de gobierno del estado de México, agrupo a un importante número de mexiquenses para integrar un comité de apoyo en favor de Don Adolfo López Mateos que en ese tiempo era Secretario del Trabajo para impulsarlo a la candidatura a la gubernatura. Cuando llegaron con él le explicaron las razones de su esfuerzo y don Adolfo con aquella sonrisa que siempre sostenía, le dijo al Dr.: “Pues les estoy muy agradecido y les agradezco mucho su atención, pero Doctor, no me limite, el que debe ser el gobernador es usted, y así se proyectó por segunda ocasión el Dr. Gustavo Baz como gobernador en el Estado de México y fue en verdad el factor de un enorme cambo en el desarrollo y futuro de este estado, y al final de cuenta, al poco tiempo, Don Adolfo fue candidato a Presidente de México, por eso le dijo: “pues no me limite mi estimado Doctor”, visión o conocimiento de lo que se controlaba en aquellos años.

          Diferente era, sin duda, la visión del mundo y de la vida de aquellos hombres que fueron forjando al país por medio de su experiencia o por medio de su terror o conocimiento de los temas y se aplicaron a cada caso como eran o lo dictaban los tiempos y las circunstancias. Así, por ejemplo, la formación de cacique local de Gastón N, Santos era distinta a las de los hombres que comenzaron a educarse y no eran los simples militares forjados en la pólvora de los tiempos revolucionarios, muchos de ellos que sobrevivieron porque tuvieron la precaución de andar lejos de los balazos o se los protagonistas de los levantamientos y represiones brutales. Al General Gonzalo N. Santos se le conocía como un hombre de gran poder, así que un buen día una gente de la región de la Huasteca llegó con él para solicitarle le hiciera el favor de recomendarle en un asunto que le interesaba y le dijo que por ese favorcito ¿cuánto le cobraría?, Don Gonzalo muy mañoso y quedando siempre bien, le dijo que los favores no se cobraban y le hizo el favorcito, aquel ganadero lo fue a ver a los días y le llevaba dos novillos de raza para regalarlos por el favorcito. Don Gonzalo se mostró inflexible y le dijo que él no cobraba por los favores, así que el ranchero para no molestar le dijo que pues se los vendía, y Don Gonzalo sabía que valían como veinte mil pesos cada uno, y le preguntó de que a cómo le vendería los novillos. El ganadero le dijo para quedar bien  con él que daría el precio de dos mil pesos por cabeza, y entonces, el viejo mañoso del cacique huasteco le dijo: “Pues así si mi querido amigo, no le acepto que me los regale, pero le solicito que me traiga vendidos a dos mil pesos por cabeza unos veinte novillitos”… si de chingar se trata, también son parte de la orquesta…porque en cualquier tiempo, de chicharrón para arriba, cualquier transa es buena para muchos hambreadores.

          Don Jesús Reyes Heroles es sin duda reconocido como un teórico de la teoría política con una enorme sensibilidad práctica, estudioso y gran escritor de muchos temas, en alguna ocasión invitó a  comer con un grupo de amigos al embajador John Gavin ,quién era un actor y poco culto para el medio nacional, así, cuando terminaron de comer, pasaron a esa bella biblioteca muy arreglada y abundante en libros y datos de Don Jesús Reyes Heroles y el embajador Gavin se quedó muy sorprendido y a lo mejor pensando en tonterías le dijo a Don Jesús: “Maestro, ¿y todos esos libros ya los leyó?.”. El maestro con esa labia que tenía le contestó: “Pues señor embajador, no solamente he leído la mayoría, sino que también, he escrito muchos de ellos”… claro que así entendemos que lo que dicen a lo mejor es muy cierto; “Un español es un anarquista, dos son un partido político y tres son una revolución. Un político mexicano es un corrupto, dos son dos corruptos y tres cualquier partido político. Un gringo es un pendejo, dos gringos son dos pendejos y tres son una empresa trasnacional”… diferencias entre la teoría y la práctica-

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: