Leonel Luna… su muerte y sus muertos

MEGALOPOLITANAS

Por: El cínico de la Bondojo

La madrugada del domingo 14 de marzo, conmocionó a la opinión pública la muerte de Leonel Luna, de militancia perredista, en un accidente automovilístico.

El dos veces delegado de Álvaro Obregón, también dos veces diputado local en la Ciudad de México, fue servidor público en varias dependencias. Sobre sus capacidades se puede resumir como un hombre pragmático, inteligente, cercano a los liderazgos de su territorio; sagaz, astuto, aunque no se caracterizó la lealtad; aprovechó las coyunturas.

Su muerte ha sido tomada como un estandarte político por el frente creado entre PRI, PAN y PRD en la ciudad, por la cual sería candidato a una diputación federal por el distrito XVII, comprendido entre Cuajimalpa y Álvaro Obregón.

El lunes por la mañana, el ex procurador General de la República y hoy notario 116 de la Ciudad de México; Ignacio Morales Lechuga, publicó en su cuenta de Twitter una imagen del vehículo Smart que conducía Leonel Luna, en el que se aprecia un golpe en el costado izquierdo, que haría suponer que no fue un accidente. El abogado afirma ser un “accidente provocado”.

Es urgente se aclaren las causas del accidente, no solo por la próxima contienda electoral, por la complejidad ante la pandemia para hacer campaña, por certeza jurídica, por la imagen de la Fiscalía, y su titular Ernestina Godoy; por la elección de territorios para vacunar a los adultos mayores, pues a la jefa de gobierno no le conviene llegar al 2024 con un antecedente que se preste a especulaciones y polarice aun más el ambiente político, generando argumentos para enturbiar e incluso el proceso. Incluso por la dignidad de los familiares de Leonel Luna, debe ponerse en el centro la garantía y respeto de los derechos humanos y el Estado de Derecho.

Se requiere madurez como la que mostró Eduardo Santillán y Layda Sansores al lamentar el deceso en sus diversas redes sociales, no como el silencio de Valentina Batres, Alberto Esteva -encargado de despacho en Álvaro Obregón- o de los “neo morenos” Julio e Israel Moreno Rivera, e incluso de la misma Claudia Sheinbaum y muchos otros que se olvidarán de las coincidencias que tuvieron a lo largo de los años con Luna Estrada.

El tablero se mueve a favor de Eduardo Santillán, candidato a alcalde de Álvaro Obregón por Morena.

En el último año, el equipo cercano a Leonel Luna sufrió varias muertes derivadas por la pandemia. Estos antecedentes obligan de facto a que los liderazgos cierren filas en favor de la candidatura de Santillán al no existir un referente fuerte que sume por el frente en el distrito XVII, e incluso afecta a Cuajimalpa pues obligará al alcalde Adrián Ruvalcaba a definirse.

Comentarios: elcinicodelabondojo@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: