“Mi venganza será mi perdón”

Por: Carlos Lima

Hace 26 años en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, donde estudié, (pero nada tengo que ver con Lord Molécula, quiten esa imagen de su cabeza), conocí a Diana Laura Riojas, viuda de Colosio. Fue a platicar con nosotros los alumnos, mis preguntas de incipiente periodista me llevaron a decirle ¿Qué opina usted que no tuvo un esposo presidente? Respondió: “pero tendré un hijo presidente”. Al día siguiente fue primera plana de los periódicos nacionales.

“Mi venganza será mi perdón”, también es atribuible a Diana Laura, se la dijo a su hijo Luis Donaldo cuando él tenía 6 ó 7 años, invadida por el cáncer. El 2020 fue un año de reconstrucción, de rompernos en pedacitos, de pegarnos, rompernos, pegarnos; qué capacidad tan grande, resistente de nuestros cuerpos y espíritus, pero esto apenas comienza, y ya inicia febrero; sólo se ve que nos quedan peores momentos.

Escribirle al presidente de la República, al doctor López Gatell es innecesario, ellos pasarán al juicio de la historia dejando por un lado todo el cúmulo de errores, de excusas neoliberales, de culpar al pasado del cual fueron actores preponderantes.

Quiero escribirles a mis amigos, a mis conocidos; a los que pensé eran mis pares. El proyecto de nación de la cuarta transformación no está en tela de juicio, es necesario, pero no era ponernos en una condición peor de la que teníamos, pues las comparaciones estarán siempre.

Ustedes actores políticos, diputados, senadores, presidentes municipales, funcionarios, secretarios de Estado; no escaparán al juicio social y político de la historia. Serán recordados como las comparsas, los patiños de segunda que replicaron mentiras, que no dijeron ni “pío”, que apoyaron candidaturas impresentables, los que llevaron violadores a las boletas electorales, que en el poder pusieron a quienes más combatieron como sociedad civil u oposición.

Pero no se necesitan décadas, el PRI estuvo 80 años en el poder perpetuado, el PAN solo 12, ¿MORENA cuántos? ¿En verdad piensan que colgados, arrastrados de la imagen y legitimidad social de Andrés Manuel podrán seguir en el encargo público?

A diferencia de sus antecesores, por quienes la historia fue manipulada, fue cooptada, ultrajada, nos repitieron tantas mentiras tantas veces que terminamos creyéndolas todas, nos las tragamos dobladitas, hoy las condiciones son muy distintas. Hay muchos más elementos que nos permiten reconocer los errores.

La academia cuenta con todo un mundo de contenidos que deberá analizar; números, cifras, datos, opiniones, declaraciones. Lo contundente es el crecimiento de los panteones y el decrecimiento de los hospitales.

En las “benditas redes sociales” lo que escribieron ustedes, es el mayor de los juicios ideológicos, son su peor enemigo, pues lo que ustedes dijeron hoy no lo pueden defender en los hechos, y siguen en el arrebato de complacer a uno olvidando a millones.

No me duelen ustedes, no me duele México pues de estos fracasos, desgracias, desdichas, saldrán voces, unidades de pensamiento que se conjugarán y tendrán que reconstruirse en una adversidad real inimaginable; jóvenes que se quedaron sin padres, madres sin hijos, familias incompletas, músicos sin instrumentos, cantantes sin público, público sin canciones.

Así como falta oxígeno, medicamentos y hospitales, les faltarán agujeros para esconderse, para cargar los cánceres que los carcomerán. Si aún tienen conciencia, prudencia y decencia, no sé si lo veré, pero la historia sí, por eso desde ahora “Mi venganza será mi perdón”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: