Vocero de AMLO reconoce transacción a través de empresas fantasma para editar periódico afín a Morena

Con información de El Universal

CDMX, 10 DE NOVIEMBRE DE 2020.- Tras una investigación de más de un año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) incluyó en su lista definitiva de empresas “fantasma” a Benefak, S.A. de C.V., la cual dio servicios a Morena para la impresión del periódico Regeneración que fue fundado y dirigido por el actual vocero de la Presidencia de la República, Jesús Ramírez Cuevas.

En junio de 2018, el propio Ramírez Cuevas difundió en su cuenta de Twitter copia de la factura emitida por Benefak, así como un cheque que Morena de Tabasco expidió a favor de la mencionada empresa fantasma.

Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) localizó en la región de la Cañada de Oaxaca a la supuesta dueña de Benefak, y constató que se trata de una prestanombres, pues es una humilde mujer que antes de la pandemia vendía dulces afuera de una escuela y ofrece productos a sus vecinas.

La mujer de 38 años, de nombre Donaji Corrales Ramírez, se mostró sorprendida al conocer las actas notariadas en las que aparece su nombre como supuesta accionista de Benefak, una empresa que factura al año más de 70 millones de pesos, y que también ha sido proveedora de gobiernos de Tlaxcala, Puebla, Tabasco y Quintana Roo.

“Me cae de extraño, se me hace raro todo esto”, dijo en entrevista. El SAT había iniciado a mediados de 2018 una investigación en torno a Benefak por las sospechas de que los comprobantes fiscales emitidos desde 2016 correspondían a operaciones comerciales inexistentes o simuladas.

El 10 de julio de 2018 un notificador acudió al domicilio fiscal y en un acta circunstanciada determinó que era un contribuyente “no localizado”. En otras visitas de inspección realizadas en enero, abril y mayo de 2019 se constató que la dirección de Benefak era una casa que tenía dos años desocupada dentro de un pequeño condominio en Puebla. Los testigos que consultaron los visitadores del SAT informaron que ese inmueble siempre estaba cerrado y que ahí nunca ha existido una empresa.

El SAT requirió entonces al IMSS, a autoridades de Puebla y a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes que hicieran un rastreo de trabajadores, bienes inmuebles o vehículos inscritos por Benefak, y todas las dependencias reportaron que no había rastros de esa empresa.

La autoridad fiscal realizó un cotejo de los comprobantes emitidos por la empresa y llegó a la conclusión de que “sin lugar a dudas nunca se realizó la prestación de servicios ni enajenación de bienes, pues no existe ninguna evidencia de que ello hubiera ocurrido, al no contar con personal, activos e infraestructura”.

Fue así que el SAT determinó el 18 de marzo de 2020 que Benefak simulaba operaciones comerciales y al mes siguiente, el 16 de abril, publicó su resolución en el Diario Oficial de la Federación y la incluyó en el listado definitivo de empresas fantasma.

Aquel mismo día, la autoridad fiscal también incluyó en su lista negra a ENEC, Estrategia de Negocios y Comercio, S.A. de C.V., otra empresa que Morena contrató en enero de 2018 para colocar anuncios publicitarios en Puebla. El contrato con esta segunda empresa fue firmado por Alejandro Esquer Verdugo, quien en aquel entonces era el secretario de Finanzas de Morena a nivel nacional y actualmente es el secretario particular del presidente Andrés Manuel López Obrador.

MCCI compartió ayer al vocero de la Presidencia, Jesús Ramírez, la información sobre Benefak en un mensaje enviado a su correo institucional. Además, por distintas vías se le solicitó formalmente una entrevista, pero no hubo respuesta.

Ramírez reconoció pagos a Benefak

En junio de 2018, el periódico Reforma publicó que Morena había pagado 58 millones de pesos en el primer semestre de 2016 por la impresión del periódico Regeneración, cuyo editor era Jesús Ramírez, vocero de AMLO.

Para intentar desmentir la nota, Ramírez Cuevas difundió en Twitter copias de documentos en los que consta que Morena había pagado por los servicios de Benefak, pero por un monto muy inferior al difundido por Reforma. El entonces candidato a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que se habían pagado los servicios de esa empresa, hoy identificada como fantasma por el SAT, pero que el pago no había sido de 58 millones, sino de 58 mil pesos.

“Les vamos a enviar (a Reforma) la copia de la factura y el cheque”, ofreció López Obrador el 21 de junio de 2018 en su cuenta de Facebook.

Casi a la par, Jesús Ramírez, vocero del candidato, escribió en su cuenta de Twitter: “Aquí las facturas originales que desmienten la primera plana de Reforma”. Y anexó a su mensaje el comprobante fiscal de Benefak expedido a Morena por concepto de “Impresión de Periódico Regeneración Tabasco”.

Además, compartió el cheque a favor de Benefak y copia del estado de cuenta de Morena en el que consta el pago a la mencionada empresa que el SAT ha declarado oficialmente simuladora de operaciones comerciales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: