La crisis de los 46 ¿Unirse al mal o seguir combatiendo? Autoanálisis serio de cumpleaños…

Por: Carlos Lima

El 30 de septiembre cumplí 47 años 👶nací en el 73, 5 años después del 2 de octubre del 68, 2 años después del “halconazo” el 10 de junio de 1971 y del Festival de Avándaro 🎵🎸. Nací en medio del miedo 😰🥺💩 y la represión social, ⛓️ en mi ADN está la persecución política, 🗣️ las aspiraciones a una sociedad democrática.

Tres años después tomó protesta López Portillo el que «defendería al peso como un 🐶 perro» que años antes dijo: «prepárense para administrar la abundancia 🤑💰», así de contradictorio fue su gobierno, de 💲2️⃣2️⃣   pesos por dólar pasó a 💲7️⃣7️⃣   . No tenía ni 9️⃣   años y ya debía un chingo de dinero, en el 8️⃣2️⃣     llegó a la Presidencia de México de la Madrid y todo era el ⚽Mundial del 8️⃣6️⃣  🥳, pero «sopas»… el 19 de  noviembre de 1984 me tocó vivir de cerca el estallido en San Juanico, la 💥 explosión en Ixhuatepec, con solo 11 años solo vi en el cielo una inmensa 🔥llamarada como ola que se comía toda una ciudad.

Apenas digería la tragedia cuando ya en 1º año de secundaria a días de cumplir 12 años, el 19 de septiembre de 1985, en medio de una clase de Ciencias Naturales con una maestra apodada la 🦟👽»mosca» que ejercía su poder detrás de unos lentes oscuros para que no viéramos hacia donde 👀 miraba, y así “educaba” reprimiendo, hostigando e incluso humillando a cuanto alumno👦🏽🧒🏼 le recordara sus frustraciones; sembrando miedo 🧟‍♀️, angustia 😰, fracaso 😓.

Hasta que mis deseos se cumplieron para no seguir padeciendo esa clase fundamentada en el terror🤬, la tierra🌐 se cimbró y las ventanas🖼️ de lámina de fibra de vidrio de mi secundaria, la Técnica 19 en Enriqueta y Congreso de la Unión, se escuchaban como si la estuvieran apedreando. Sonaban sirenas 🚨 de la fábrica de galletas “La tres estrellas🌠🌠🌠» 🍪🍪 que estaba frente a mi escuela. Bajé como pude en medio de escaleras desmoronándose como mazapán, llantos 😫😢 dolor, incertidumbre, y una maestra embarrada en el pizarrón haciendo honor a su apodo.

Hasta aquí☝🏽 no tenía ni 13 años, nos daban clases por televisión, era impensable tener computadora 🖥️, tv a color -un lujo fayuquero 📺💵- así viví el post terremoto con un trauma🤯 que nunca se manejó emocionalmente por ninguna autoridad👨🏽‍🏫👨🏽‍⚖️🧑🏼‍⚖️, pensé que deberíamos digerir el suceso, a nuestros muertos ⚰️, a los de todos, nos autodenominamos «la generación del temblor».

Con todo lo que vi de robos, fraudes y saqueos💰🔫 de la ayuda que llegaba para los damnificados por el terremoto. Sin saber cómo era la política me hice fan lector de Proceso 📰 y Siempre! medios que alimentaron mis esperanzas en un partido político denominado El PARM (PARTIDO AUTENTICO DE LA REVOLUCIÓN MEXICANA) y del FCRN (FRENTE CARDENISTA DE RECONSTRUCCIÓN NACIONAL) apoyé al ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas.

Con 14 años 👦🏽 andaba pegando publicidad, aprendí a hacer engrudo, me robaba la harina🍰 de la despensa de mi abuela🧑🏻‍🦳, que a su vez mi abuelo👨🏼‍🦳 la traía de su trabajo. Lloré 😭 cuando supe que nos robaron la elección, mi abuela burócrata de la Procuraduría de Justicia del GDF, me decía que “era lo mejor”, ella que dejó 30 años, atrás su natal Poza Rica Veracruz 🌊 buscando oportunidades en la capital.

El protagonista del fraude fue Manuel Bartlett, hoy director de la CFE 💡 y los años posteriores confirmaron mi vocación, así en 1992 llegué a la Escuela de Periodismo Carlos Septién García📸✒️🎙️📹; pero ya me comí 4 años en los que Carlos Salinas de Gortari regaló al país con el pretexto de vender las empresas del Estado🏫☎️🚆🚢, que no servían en manos de la burocracia pero que en la iniciativa privada permitiría a más de 20 mexicanos aparecer en las listas de los hombres más ricos del mundo 💰💵💴💶💷.

Con sueños 💭 y cinco años de ejercer el periodismo 👨🏻‍💻, la locución 🎙️ sin que me pagaran, vi cómo funcionaba el sistema, «lambisconear»😋 es garantía de progreso; no se me dio, lo que siempre tuve claro es que quería ser un gran locutor 🎙️📰 comunicador. Mi abuela 👩🏻‍🦳 me decía: «ve a aprender, persigue tus sueños», aunque por dentro me cuestionaba ¿Cómo? en un sistema desigual.

El 1 de enero de 1994 🗓️ despertamos con un Ejército👨🏻‍✈️👮🏼‍♂️ tomando comunidades enteras de Chiapas, con solo 20 años cursando el 4º semestre viví la muerte del candidato oficial, Colosio, al que días antes había saludado de mano 🤝🏻 en un acto en Azcapotzalco al que nos invitó un amigo miembro de FJR (Frente Juvenil Revolucionario del PRI); no podía creer que se mataran entre ellos🤮, comprendo que no sabía nada como hasta hoy.

Así es como llega al poder Ernesto Zedillo en el 94, con la herencia de Salinas de Gortari, un Ejército⛺ Zapatista👨🏽‍🎨 que hoy está más vigente que antes, con un desdibujado ingeniero Cárdenas y un Maquio compitiendo por la derecha 💒 política mexicana, comprendí que la gente votaría con miedo 🥺🤢👎🏾☠️ no quería una guerra, después en el 95 misteriosamente murió Maquío.

No podía explicarme cómo es que los viejos se dieron por vencidos, llevábamos 20 años de tragedias, comprendí sus miedos a sus casi 40 años, yo tenía 20, estaba aterrorizado 😨. En diciembre del 94 se vino el «error»📉ya con 21 años el peso se devaluaría casi 100% 📈💸 después de que Salinas le quitara tres ceros.

El sexenio de Zedillo fue de reconstruirnos, frase que ya había expuesto De la Madrid antes. Para el 2000 ya con 26 años 🎂 apostamos por el cambio con el PAN de Fox🐺, hartos celebramos la alternancia, aunque en la ciudad voté por Andrés Manuel, lamenté darle la espalda al Ingeniero Cárdenas, pensé en el voto útil😇, se nos fueron seis años con Fox primero pensando que era la panacea, luego padeciendo a Martita 👸🏼y el desafuero🤬.

En 2006 yo tenía ya 33, sin casa propia, un departamento mancomunado 🏬 fruto del matrimonio 🚻 y sin poder pagarlo💲 por el desempleo que existía ante la incertidumbre política, me decía «apenas tienes 33 no chingues, aguantas otro sexenio”, pasamos a ser la «generación del Tafil». Los seis de Calderón🍾, su guerra y el H1N1 🦠, la crisis 💸 y el patético gobierno del presidente copetón, que logró lo que no pudo la izquierda «acabar con el PRI». ☠️

En 2006, 2012 y 2018 mi voto fue por López Obrador, 2006 y 2012 por PRD en 2018 por Morena, en el 18 ya con 45 años celebré 🍾🥳🎊🎉  la toma de protesta del presidente, con todas las esperanzas 🙏🏻 de al menos saber que se construirían las bases sólidas para que mi hijo 👶🏼 hoy con 16 años 🙎🏼‍♂️fruto del cambio con Fox (👀), viviera con respeto y accesos a los derechos humanos fundamentales, una sociedad equitativa, ⚖️ igualitaria, 👩‍❤️‍💋‍👩👨‍❤️‍💋‍👨 democrática. 💯

Llega la pandemia 🧫 a mis 46 en medio de una total desesperación 😫, con una profunda inestabilidad política, por lo que luché resultó ser un infomercial de madrugada con productos milagro desechables 💊 ¿Y él te quiero desaforadamente? 🤎 Solo fue demagogia, mi sector, el de los creadores, en hambre 🍔🥗 sed 🍻🍸🍶 humillados, ultrajados y vejados, 🩲 peor que en los gobiernos priistas, sin sentirme escuchado 👂🏼 por quien creí mi par.

Sin casa propia 🏠 pues ahora el banco al que le debo 11 de 16 años de hipoteca, está como perro en brama 🐩, desdibujado, desanimado 😟🥱, frustrado 🥺😡, sin ganas e ímpetu de seguir peleando, me sigo resistiendo a pensar que esto se acabó 😓, que por lo menos 10 años más serán de pelear 🤼‍♂️ por sobrevivir, para entonces a mis casi 60👨🏾‍🦳 se me habrá ido la vida en intentar construir🚧 una mejor sociedad👨‍👨‍👧‍👧👩‍👧‍👧, un mejor gobierno🐒🐭, un mejor país.

Soy la historia de millones de mexicanos que ven cómo en México triunfan los malos😖, me encomiendo a Dios 🙏🏻todos los días, medito 🧘🏻‍♂️ me ejercito🏋🏻‍♂️, leo 📖 hago yoga 🤸🏻‍♂️ pero no puede dejar de dolerme la pobreza 🤦🏽‍♂️, la profunda desigualdad social🤕 y lo inaccesible que son los derechos fundamentales. No creo lograr mis sueños 😴, solo quedan dos caminos: o me uno al mal que siempre triunfa🏆 o de plano me rajo, aunque en mi ser hay vestigios en el ADN que me llaman al combate 🥊 a pensar que aún hay esperanza, solidaridad 🤝🏻, como en los sismos del 85 y 2017.

Recuerdo 💬 las adversidades vividas, como un accidente automovilístico 🚗 en el 2003 del que hoy estoy vivo de milagro, aun así y después de leerme, comprendo mi ansiedad y depresión 😢, si mis amigos no se sienten empáticos quizá es por qué aún viven del presupuesto🎰.

Carlos Arturo Martínez Negrete, productor musical e investigador del patrimonio cultural, conocido como “Carlos Lima” @charlylima Twitter

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: