Producción en serie VS artesanos… competencia desleal

Por: Carlos Lima*

Desde hace al menos unas cinco semanas he recibido muchas preguntas sobre la autenticidad de un cubrebocas con Tenangos de Tenango de Doria, Hidalgo, que porta en una foto publicada el 16 de agosto en su perfil de Facebook la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) Nashieli Ramírez Hernández.

¿Es un Tenango? Sí es un dibujo que corresponde a un Tenango, ¿Está bordado por mujeres, hombres o niños indígenas de Tenango de Doria? No, es un textil con técnica que bien podría ser impresión o sublimado, dicha imagen es la que la identifica, tiene más de 70 comentarios, cerca de 700 reacciones, 464 son “me gusta”, 192 “me encanta”, 39 “me importa” y solo uno de sorpresa.

En su mayoría, los comentarios le celebran el buen gusto por usar una iconografía de nuestros pueblos originarios, la confunden con arte Wirarika, pero no hay uno solo que le haga ver que está contribuyendo al deterioro de los dibujantes y bordadoras, pues este tipo de productos inhibe la compra de los que son originales al no competir con los precios, tiempos de producción, accesibilidad a los mercados de consumo.

No es un tema personal contra Nashieli, reconozco su trayectoria, solo pongo sobre la mesa este ejemplo como una gran oportunidad para comprobar lo lejos que estamos de poder acceder a los Derechos Culturales de los creadores, de los benditos pueblos.

Me sorprende que nadie le hiciera la observación de la grave falta, incluso entre quienes reconocen la pieza con aprecio hacia la presidenta, están funcionarios de primer nivel del Gobierno Federal, diputados locales, federales, senadores.

Estamos ante un acto que muchos podrían definir como “apropiación cultural” en momentos muy complejos ocasionados por la pandemia, en contra de uno de los sectores más afectados, que son más de 8 mil bordadoras de Tenango de Doria.

El pasado 5 de diciembre en votación unánime de las comisiones de Cultura y Estudios Legislativos, aprobaron la modificación a los artículos de la Ley Federal de Derecho de Autor para eliminar la condición de dominio público a todos los elementos de las culturas indígenas afromexicanas y equiparables, para que se les solicite permiso a las comunidades sobre sus creaciones.

¿Cómo se les pedirá permiso a las comunidades? ¿Cuál es el mecanismo? ¿Y los desplazados culturales?, el solo sugerir una consulta viola el principio de Autodeterminación de los Pueblos, ¿supieron lo que firmaron los Senadores? ¿O se dejaron llevar por las buenas intenciones de la Presidenta de la Comisión de Cultura Susana Harp?

El objetivo esencial fue quitar de uno de los artículos lo siguiente: “es de libre utilización” el uso del arte popular y artesanal siempre que se haga la referencia al origen de la manifestación de que se trate y no se demerite su naturaleza.

Lo que nos tiene en otra pandemia, la del uso indebido con fines comerciales en contra de nuestras comunidades, de nuestra cultura, ante un Indautor que no ha hecho una sola infracción cuando pudo hacerlo, la realidad nos alcanzó más pronto pues siempre advertí que el tema eran las plataformas digitales y el comercio en línea.

En esta emergencia y con el objetivo de que la gente obtenga recursos económicos, decidió hacer infinidad de cubrebocas con impresión o sublimados despojando a los Pueblos de su patrimonio, de la posibilidad de vender sus piezas con precios a los que no compite, sin contar los múltiples diseños de otros productos, a los que en línea tienen la desfachatez de llamar artesanal.

Acrecentar esta brecha pasmados solo como observadores, alimentará el desánimo social, el descontento de los Pueblos y los rezagará aún más. Nos falta releer la Recomendación General 35 que generó la CNDH; sensibilidad, tolerancia, amor a nuestro México Original.

*Carlos Lima es activista y defensor de los derechos culturales. Síguelo en: http://www.mexicooriginal.org / Facebook: México Original / Twitter: @charlylima / Contáctalo en: creadorenmexico@gmail.com

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: