Retrasan regreso de Saúl “Canelo” Álvarez

Redacción

SEPTIEMBRE 9 DE 2020.- Luego de perder las fechas del 5 de mayo y 12 de septiembre, debido a los efectos económicos y sanitarios de la pandemia, y una negociación infructuosa para su regreso para octubre o noviembre, el multimonarca mexicano decidió entablar demanda reclamando incumplimiento de contrato entre muchos otros cargos ante la promotora Golden Boy, su promotor Óscar de la Hoya y la cadena de streaming DAZN.

En el documento de 24 páginas el peleador expone que para este regreso se le ofrecía un máximo de 17 millones de dólares por una pelea de alto calibre, cuando en su contrato determinaba que la cantidad serían 35 millones de dólares.

Desde mayo pasado, Canelo y su equipo se enfocó en asegurar una fecha y rival para su regreso en septiembre, pero todos los rivales ofrecidos a DAZN fueron rechazados ya que la empresa consideraba que no eran rivales de alto nivel como para ser considerados, insistiendo que sólo un duelo ante Gennady Golovkin podría ser la opción.

Golovkin, por su parte, reveló que dentro de sus planes no estaba enfrentar a Canelo en este año por lo que las opciones se limitaron aún más para poder resolver el futuro del mexicano, quien decidió desistir y optar por una demanda.

«Soy el número uno libra por libra del mundo. No le tengo miedo a ningún oponente en el ring, y no voy a permitir que las fallas de mi broadcaster o promotores me mantengan fuera del ring «, dijo Álvarez en una declaración a BoxingScene.

«Presenté la demanda para poder volver al boxeo y darles a mis fanáticos el espectáculo que se merecen».

 Canelo ya arrastraba problemas con su promotora desde la fallida negociación con el ruso Sergiy Derevyanchenko que le costó perder un campeonato del mundo sobre un escritorio y a partir de ese momento cualquier tema entre peleador y empresa fue tratado solo entre sus abogados.

Con la demanda sobre la mesa, Canelo Álvarez tendría que sacrificar un regreso a corto plazo para resolver los temas de promoción antes de volverse a calzar unos guantes, el boxeador mexicano pide al menos 280 millones de dólares por daños.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: