Muere Andrés Terrones y con él, se va el espíritu de la Sonora Santanera de Carlos Colorado. Queda su legado

Por: Carlos Lima*

Querido Andrés:

Qué fuerza para dejar ir al último creador fundador de la Sonora Santanera, casi siete décadas de acompañarnos musicalmente, un gran legado de discos, algunos hechos por otra Sonora de la mano de una compañía discográfica internacional, que no han sabido cuidar el patrimonio, idea, proyecto, memoria de don Carlos Colorado Vera y en la que estabas tú, donde dejaste plasmada tu imagen, memoria y voz.

El autor de estas sensibles líneas, junto con Andrés Terrones y Blanquita, su viuda.

Seguro estoy que esto fue causa de una gran tristeza producto del confinamiento, ese que te mantenía alejado de los escenarios, un caballero en toda la extensión de la palabra, nunca negaste una foto, siempre buscaste participar en las causas justas, no caminabas solo, teníamos que apoyarte; una cultura inmensa. Miles de anécdotas, siempre que te pedí estuviste cantando como en la Vela Muxe en la Ciudad de México el año pasado, cuando te dije que haríamos un homenaje a José José -por cierto el último concierto que dio el Príncipe en el 2015-, eras el primero en llegar y el último en irte.

Años de conocernos… Un día haciendo algo para las redes sociales de la Sonora Santanera de Carlos Colorado, hablamos comiendo en una terraza cercana al Monumento a la Revolución, te pregunté entre amigos, grabado está en video, que si tuvieras la opción de volver a vivir, “¿Qué sería Don Andrés?”. Con lágrimas en los ojos me dijiste: “oír cantar a mi madre”. Y sin más ni más cantaste un corrido de la Revolución Mexicana, lloramos todos en la mesa, el sentimiento que imprimías en cada nota a tus más de 80 años era único.

No se muere una leyenda, se murió un «creador», un irrepetible «creador». Espero de todo corazón querido Don Andrés Terrones, que el homenaje sea el que te mereces, pues no sería de gente buena, de gente bien nacida; no darte tu lugar a ti, que siempre llevaste el nombre de México en alto, que hacías todo por mostrar nuestra cultura, colores, olores y sabores.

Comunicado de la Sonora Santanera de Carlos Colorado

Tengo Miles de anécdotas y sentimientos encontrados, solo me queda agradecerle a mi creador la dicha y fortuna de haber podido prestarte mi hombro, mi brazo, mi cuerpo. Siempre te dije: «si tú no te rajas, yo tampoco».

Querido Andrés Terrones, en diciembre cumplirías 84 años, que fuerte tu ausencia, tu presencia y tu voz, mi cariño a tus hijos, hijas, nietos y bisnietos… A Blanquita, Gilberto Navarrete, director de la Sonora; a todos sus integrantes y al Gran PUEBLO DE MÉXICO.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: