De nuevo sin fianza y sin cárcel, vinculan a proceso a Lozoya por caso Odebrecht

Agencias

CDMX, 30 DE JULIO DE 2020.- Con lo sucedido en el caso Odebrecht se puso en peligro a la sociedad y al patrimonio nacional, afirmó el juez Juan Carlos Ramírez Benítez, al dictar auto de vinculación a proceso contra de Emilio L, ex director de Petróleos Mexianos (Pemex), por los delitos de uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

El ex funcionario quedó el libertad condicional, lo que significa que una vez recuperado podrá vivir en su casa o trasladarse a otro punto, con la única limitación de que no salga de la Ciudad de México.

La Fiscalía General de la República (FGR) no solicitó para el imputado prisión preventiva ni que se le impusiera una fianza para garantizar que no se sustraerá a la justicia. Únicamente se le impusieron como medidas cautelares la colocación de un brazalete electrónico, el retiro de su pasaporte y visas, y la obligación de acudir cada 15 días a firmar en el juzgado.

Al concluir una audiencia de más de 12 horas, el juzgador señaló que atendiendo al desarrollo de los hechos, se determinó que los actos de corrupción del caso iniciaron en 2012 y concluyeron en 2014.

Aunque en 2012 no ostentaba la calidad de servidor público, consideró que la realización de operaciones con recursos de procedencia ilícita tuvieron una segunda etapa, a partir de 2013, y culminó en 2014, cuando ya se desempeñaba como director de Pemex.

En cuanto al delito de asociación delictuosa, el juez consideró que en estos actos se comprueba intervención de más de tres personas vinculadas con la finalidad de materializar conductas ilícitas, y que una vez allegados los recursos por parte de Odebrecht se involucró a los familiares de Emilio L en los hechos, pues su madre abrió la cuenta para recepción de transferencias; la esposa adquirió un inmueble en Guerrero usando un fideicomiso; la hermana se benefició al realizar apertura de cuentas para los depósitos, y todas omitieron reportar las operaciones ante las autoridades hacendarias.

Respecto de la acusación de cohecho, el juez estableció que como servidor público recibió para su beneficio 6 millones de dólares para favorecer a la empresa brasileña a través de la asignación de obras de forma directa.

Al igual que lo hizo con el caso Agronitrogenados, la FGR no solicitó que a Emilio L se le impusiera prisión preventiva, y pidió que se le diera seguimiento con un brazalete electrónico y siga bajo vigilancia policiaca en el hospital donde se encuentra.

Luego de haber sido vinculado a dos procesos penales por los casos Agronitrogenados y Odebrecht, el ex director de Pemex podrá salir del hospital donde se encuentra y alojarse en una vivienda en acuerdo con la FGR, a fin de continuar con las negociaciones para convertirse en testigo colaborador del Ministerio Público y aportar información que lleve a sancionar a altos ex funcionarios relacionados con la entrega de sobornos, actos de corrupción y la adjudicación irregular de contratos de obra pública durante administraciones anteriores.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: