Artesanía mexicana «Made in China»

*La incomprensión de funcionarios hacia los Tenangos y sus creadores

Por: Carlos Lima

En las últimas semanas, al menos, hemos vivido cuatro casos lamentables en torno a los Tenangos. Los mencionaré en orden cronológico.

Primero, la Subsecretaria de Participación Social y Fomento Artesanal del Estado de Hidalgo, Kenia Montiel Pimentel, publicó un twitt con un video en formato de tutorial, en el que artesanas explicaban la forma de elaboración de un bordado artesanal Tenango, a lo que los diversos colectivos artesanales protestaron de inmediato, y aunque hubo una justificación por parte de la funcionaria el reclamo sigue vigente.

El 22 de junio, una alumna de preparatoria del Tecnológico de Monterrey campus Estado de México, ganó un concurso para celebrar el 65 aniversario de «Miffy» (personaje en forma de conejo de Dick Bruna, reconocido a nivel mundial). Uno de los premios fue que el muñeco de peluche será presentado junto a 85 piezas más en el museo Utrech de Holanda.

Ante el reclamo social y peticiones en Change.org, dicha universidad buscó aclarar a través de «expertos en el tema», que no existía dolo, que se cumplía con lo dispuesto en la Ley Federal de Derecho de Autor, pero los miembros de este despacho omiten mencionar las diversas violaciones en materia de Derechos Humanos, además de la falta de conocimiento de esa institución académica sobre su comunicado y una ausencia total de responsabilidad social.

Estados como Chihuahua y Guanajuato, anuncian en sus páginas clases de bordado y dibujo de Tenangos, incluso personas de las diversas comunidades de Tenango de Doria que han sido desplazados por la causa que fuese y que residen en otras ciudades, ven estos canales como una opción para generar ingresos y mostrar su conocimiento ancestral y heredado.

El jueves pasado en la tienda Waldos Mart, encontré un vaso de uso para bebidas con hielos o frappé con tapa y popote de plástico, con un costo promedio de 50 pesos y  con dibujos de Tenangos hechos en China. ¿Cuál fue mi sorpresa? que es toda una colección de productos con diseños artesanales con iconografías mexicanas.

Ante esto ¿qué sigue? Una concientización de los funcionarios que tienen facultades, sensibilización sobre su actuar, conocimiento de los pactos de Derechos Humanos, cruzadas de información, creatividad en el diseño de campañas que incentiven el consumo artesanal, envío de documentos, oficios a sus homónimos en todos los estados para interactuar buscando soluciones conjuntas, gestión ante los entes federales,nre muchas otras acciones posobles.

Es importante acercarse a embajadas como la China para hacer ver los elementos sobre el tema y dar a conocer posibles medidas y soluciones como el registro de imágenes para evitar el ingreso de productos apócrifos por las aduanas.

Asimismo, la concientización en las comunidades, tiendas digitales, cursos para que la gente tenga acceso a las plataformas de consumo mundial, diplomados y visibilizar el problema.

Desgraciadamente lo que no encontramos es voluntad, política humana, sensibilidad, amor a nuestras culturas y pueblos, reconocimiento de sus «saberes y conoceres».

*Carlos Lima es activista y defensor de los derechos culturales. Creador del concepto «México Original. Síguelo en: Facebook: México Original / http://www.mexicooriginal.org

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: