El desabasto que viene, en Chihuahua

DESDE EL OLIMPO

Por: Atenea

Esta historia comienza así…

En plena emergencia sanitaria y cuando tanto el Gobierno Federal como los estatales, no se cansan de llamar a la población a quedarse en casa, el Gobierno de Chihuahua en una actitud por demás incongruente y que para nada predica con el ejemplo, convocó en marzo pasado a un acto de emisión de fallo sobre la licitación -que por cierto han sido hasta ahora dos intentos fallidos, para la manufactura de placas vehiculares-, evento que sin más canceló con argumentos poco creíbles, por decir lo menos.

Le cuento paso a paso. El 19 de febrero pasado, el Periódico oficial del Estado de Chihuahua a petición de la Secretaría de Hacienda, publicó la convocatoria para la licitación pública SH/LPE/018/2020, para la adquisición de placas metálicas.

Como usted sabe, estos procedimientos constan de varios pasos, así que la primera junta de aclaraciones se celebró el 25 de febrero de 2020 y el acto de recepción y apertura de propuestas técnicas y económicas se realizó el 5 de marzo.

El acto de emisión de fallo que es en el que, por decirlo en cristiano, se califican las propuestas, se les pone tache o palomita; estaba previsto para el 23 de marzo y llegada la fecha, sin congoja alguna, el Comité Central de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Poder Ejecutivo del Estado, canceló la licitación, con el pretexto, porque no se le puede llamar argumento, de que se detectó “un error que puede causar perjuicio al estado, derivado del análisis que se realizó en la determinación del número de placas, pues no es necesaria la adquisición de 195 mil 195 juegos de placas y 13 mil 275 juegos de placas para motocicletas y remolques”.

Esto, explicaron, porque la demanda de placas de circulación ha sido menor este año, “resultando razonable y oportuno modificar el número de placas a adquirir”.

Si piensa uno en esta explicación de forma superficial podría sonar hasta encomiable el razonamiento, pero, si nos detenemos a pensarlo con calma, resulta vergonzoso que no hagan bien las cuentas antes de convocar a un procedimiento como este, lo cual podría interpretarse de dos formas y el gobierno estatal no queda bien parado con ninguna de ellas: o no saben contar o tienen flojera de hacer su chamba.

El tiempo invertido por parte de los interesados en participar en la licitación podría ser lo de menos, pero ¿quién responde por la inversión en la elaboración del proyecto, que incluye en ocasiones además de “horas hombre”, investigación, estudios de materiales y de la mejor forma de cumplir los requisitos, hasta los boletos de avión para participar en los distintos eventos de este procedimiento?

Nadie.

Otro asunto que no es, es que el Gobierno de Chihuahua haga que la gente se desplace y se presente, en medio de la pandemia, para, con la mano en la cintura, cancelar la licitación porque no hicieron sus cuentas o porque una misteriosa razón los hizo cambiar de opinión, pues francamente, ese cuento de que “ya nos `cayó el veinte´ que no se necesitan tantas placas, no lo creen ni en un jardín de niños.

Y hay algo igualmente grave. Además de que en Chihuahua no saben contar, se pasan la Ley de Adquisiciones por el “Arco del Triunfo”, pues en su Artículo 71* se establece claramente, que NO se pueden cancelar los eventos licitatorios posteriores al acto de presentación y apertura y en este caso, ya se había realizado incluso la presentación de las propuestas económicas.

Nuevamente dos interpretaciones: o los funcionarios involucrados no conocen la ley o bailan una polca encima de ella. Cualquiera de las dos los hace ver pésimo.

Continúo…

El miércoles 06 de mayo de 2020, se publicó en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado Libre y Soberano de Chihuahua, la nueva convocatoria de la Secretaría de Hacienda, de la Licitación Pública Presencial número SH/LPE/048/2020, relativa a la adquisición de placas metálicas.

El 13 de mayo se llevó a cabo la Junta de Aclaraciones de la licitación en la que se hizo constar la presencia de cuatro empresas licitantes: Talleres Unidos Mexicanos, Formas Inteligentes, Troqueles de México, así como la empresa Troquelados e Impresos, todas Sociedad Anónima de Capital Variable.

El proceso continuó con la Segunda Junta de Aclaraciones el 21 de mayo y posteriormente, el 04 de junio, se celebró la sesión ordinaria del Comité Central de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Poder Ejecutivo del Estado, en la que se dio inicio al acto de recepción y apertura de propuestas técnicas y económicas, en la que se verificó si los participantes cumplían con los requisitos. Ahí se desechó la propuesta técnica de todas las empresas, excepto la de Troquelados e Impresos.

Y aquí se atoró el asunto de nuevo, porque al parecer necesitaban más tiempo para descalificar a la que quedó “viva”. A todas luces no es la de su preferencia, sin importar si es la mejor opción para el contribuyente, en precio y producto.

El 17 de junio, estando presente la empresa, el Comité Central de Adquisiciones, solicitó ¡otra vez! Se difiriera el fallo porqueno habían concluido la revisión detallada de las propuestas presentadas, de manera que el evento se reagendó para el 23 de junio. ¿No fueron suficientes dos semanas para revisar una sola propuesta que quedaba activa?

Así fue como el 23 de junio del 2020, la autoridad declaró desierta la licitación, una vez más con algo que huele a pretexto, no a argumento.

Resulta que el Gobierno de Chihuahua descalificó al único licitante que logró pasar las propuestas técnicas, entre otras razones, “el no cumplimiento de las medidas de las placas establecidas en bases”.

¿Por qué esto tiene tufo a “gato encerrado”?

Le explico. Uno de los requisitos de esta licitación hace referencia al Dictamen de Cumplimiento de Calidad, emitido por el laboratorio del Centro de Investigación e Innovación Tecnológica (CIITEC) del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en donde la empresa descalificada contaba con un DICTAMEN POSITIVO de cumplimiento acorde a la NOM-001-SCT-2-2016 por parte del IPN.

De manera que como ya se vio, el Instituto Politécnico Nacional, cuna de preclaras mentes cuyas aportaciones en diversos campos de la ciencia, la investigación, las telecomunicaciones, la medicina, el análisis, el cálculo y un interminable etcétera, están probadas incluso a nivel internacional, no cuenta con el aval y la confianza del Gobierno de Chihuahua.

Qué desprecio hacia una institución que ha dado importantes líderes y aquí cinco ejemplos, para ilustrar al Gobierno de Chihuahua:

Guillermo González Camarena A.K.A. inventor de la televisión a color en México. Esther Orozco, especialista en microbiología le valieron obtener la Medalla «Louis Pasteur», por parte de la UNESCO. Alejo Peralta, quien fue director del Politécnico de 1956 a 1958, y fundados del Canal 11, el primer canal de televisión con fines educativos y de difusión cultural en América Latina. Ernesto Zedillo, expresidente de México.

De nada.

Así las cosas, no le extrañe a usted, usuario, que pronto se encuentre con que necesita emplacar y hay desabasto de placas. Tendrá que esperar a que el ganador de la licitación sea del agrado y las querencias de funcionarios a quienes usted, no les importa.

O estarán esperando declarar tres licitaciones desiertas para adjudicar directo… es pregunta.

Y recurren a artimañas como esta: el 4 de julio se publicó en el portal de adquisiciones la nueva convocatoria SH/LPE/048/2020BIS relativa a la adquisición de placas metálicas para las recaudaciones de rentas, módulos y colecturías del estado, requerido por la Secretaria de Hacienda.

Documento público

Dentro de la convocatoria hacen referencia a la fecha de acto de presentación y apertura para el día 17 de Julio, sin embargo, en las bases publicadas el mismo día, hacen referencia al mismo acto de presentación de ofertas pero con fecha 20 de Julio.

¿Cuál es la idea? ¿Confundir a los aspirantes a obtener el contrato?

Documento público

Nos daremos a la tarea de observar en qué termina la historia sin fin de la licitación de placas en Chihuahua, porque además hay que recordar que en una edición pasada de esta misma licitación, la autoridad se había inclinado por la propuesta más cara (total, es la bolsa del ciudadano la que sufre).

También nos acercaremos a preguntarle al propio director general del IPN, doctor Mario Alberto Rodríguez Casas, qué opinión le merece que se ponga en duda el aval de un organismo como el CIITEC.

Ya le contaremos en la próxima entrega, Desde el Olimpo.

*“Artículo 71. Hasta antes del acto de presentación y apertura de propuestas, los entes públicos, a través de su Comité, podrán cancelar una licitación, partidas o conceptos incluidos en estas, cuando existan circunstancias justificadas que extingan la necesidad para adquirir los bienes, arrendamientos o servicios, o que de continuarse con el procedimiento se pudiera ocasionar un daño o perjuicio al ente público solicitante, salvo que se trate de caso fortuito o fuerza mayor, lo cual podrá ser en cualquier tiempo.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: